Vergel en la ciudad de Allen cuenta con gas y petróleo

Date:  Comments: 0 - Permalink

Gracias a la canalización del río Negro, la tierra árida de los límites del desierto patagónico se convirtió en un vergel.

Las tierras dejaron de ser desiertas para llenarse con las mejores peras y manzanas del mundo. Allen, está en el centro de ese cordón verde, y sus habitantes viven del cultivo de las frutas.  O al menos fue así hasta hace unos diez años aproximadamente, cuando los chacareros comenzaron a recibir la visita de las petroleras. Y es que además de las fértiles tierras que posee Allen, también cuenta con gas bajo sus llanuras.

Diversas empresas ofrecieron alquilarles algunas parcelas para colocar una boca de extracción de gas. Actualmente, Allen impacta a simple vista, pues junto a los árboles frutales hay pozos de gas y petróleo.

Allen se encuentra en la frontera este de uno de las mayores reservóreos de crudo y gas no convencionales del mundo.

Su potencial es grande, y en ello coincidieron Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri,  que asegura convertir a Argentina en un actor global de primer nivel.

Lea también Argentina: Índice de mortalidad materno infantil disminuyó en La Rioja

Extracción del crudo en Allen

En Allen funcionan 130 pozos que producen 3,4 millones de metros cúbicos de gas por día y 780 metros cúbicos de crudo, según datos de YPF. El yacimiento representa el 20% de toda la producción de gas de la empresa.

Se trabaja a toda velocidad, día y noche. En el medio del desierto neuquino, el movimiento de camiones pasa desapercibido. Pero en Allen, donde se levanta la Estación Fernández Oro (EF0), convive muy de cerca con los habitantes de la localidad.

“Nunca nos avisaron que pondrían un pozo de gas al lado de mi casa”, se lamenta Rubén Ibáñez, encargado de un vivero desde 2010, junto a su esposa. “Hasta que no instalaron la torre no nos dimos cuenta. Nosotros sólo sentíamos ruidos detrás de los arbustos”, cuenta.

Tras el impacto inicial que los pozos produjeron en la comunidad, ya no hay chacareros que protesten contra el fracking. La resistencia ha quedado reducida a una organización que denuncia el impacto de la producción petrolera sobre el agua.

“Logramos que al menos Allen sea una frontera, no han avanzado aguas abajo. Somos un grano molesto que siempre está denunciando. Pero no entendemos por qué [los chacareros] son tan individualistas. Cuando recién empezó todo esto nos acompañaron, pero ahora se borraron”, lamenta Juan Ponce, integrante de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua.

Los riesgos bajo tierra son imprevisibles y en la superficie difíciles de probar, al menos científicamente. En Argentina no hay estudios que confirmen casos de contaminación en la fruta del valle del Río Negro. Un siglo de trabajo de los chacareros permitió al valle de Río Negro elevar de 0,5% a 5% el porcentaje de materia orgánica de la tierra del lugar.

Este año, la petrolera estatal espera abrir otros 34 pozos en Allen, entre peras y manzanas.

About admin

Highlighted News:

Sorry, no posts matched the criteria.
Sorry, no posts matched the criteria.
Sorry, no posts matched the criteria.

No Comments

Be the first to start a conversation